Evil Girlfriend Experience

¿Tienes un evento de trabajo y quieres que te baje los humos que se te ponen

cuando tienes que ponerte la máscara de tiburón profesional?

¿Tu fantasía es llevarme de compras y ser mi cajero sujeta bolsas?

¿Quieres arrodillarte ante Mí y probarme todos los tacones

de la tienda para ver cuáles me gustan?

¿Sueñas con el día en que mientras la camarera te pregunta si deseas más vino mi pie aplaste tus pelotas por debajo de la mesa, para luego mandarte al baño a pajearte?

¿Te han invitado a la boda de un amigo y te da morbo que te insulte

y escupa en la boca cuando ellos no miren?

¿Quieres simplemente disfrutar de un agradable paseo mientras

nos conocemos y te dejo claro lo superior que soy a ti?

  En infinitas charlas con personas de todo tipo no me ha costado llegar a las conclusiones de que el sumiso que no encuentra en su pareja sentimental una figura dominante (y respetuosa con ello) se topa -en el mejor de los casos- con una profunda frustración sexual que le resultará más o menos llevadera.

  Pero en el peor de los casos a la otra persona se le da pie (consciente o inconscientemente) a dar rienda suelta a comportamientos desconsiderados como despotismos y avasallamientos, engaños y humillaciones, abusos de poder dentro de las dinámicas personales, etc. nada saludables en una relación de igual a igual basada en el respeto.

  Durante el tiempo que llevo en este mundo he oído frases del tipo “he pasado por una relación de pareja donde no se me respetaba y me avergüenza confesar que eso me excitaba”, “me consta que mi ex me engañaba pero nunca dije nada porque me fascinaba saberla con otros más alphas que yo” o “me han tratado como una mierda porque inconscientemente lo he buscado y permitido” demasiadas veces como para no dar una alternativa sana, segura y consensuada. Llevo años tratando con mis sumisos más cercanos de este modo, el cual abro ahora para más privilegiados.

 

La Evil Girlfriend Experience consiste en dinámicas propias de una relación establecida (amistad, pareja) con el componente Dominante previamente pactado y consensuado en espacios que no son los propios de una sesión convencional (mazmorra). Este componente, que es hablado con anterioridad, se traduce en técnicas como la humillación (pública/privada), la provocación y flirteo con la manipulación basada en ellos, el control sobre tus acciones, FinDom, desprestigio verbal, quizás algún que otro azote si no se actúa como a  me gusta...

El espacio y las situaciones pueden ser tan variable como nuestros límites sean: comiendo en restaurantes, paseos por la ciudad, compras en tiendas o centros comerciales, eventos, etc.

   (variable según el plan)​

La Evil Girlfriend Experience:

  • Es una experiencia muy personal: antes de cerrarla te pediré que me pongas en contexto, que me cuentes gustos, límites, qué te gustaría de la experiencia, etc.

  • No acaba en sexo.

  • Sólo iré a sitios públicos, nunca a tu casa/hotel/sitio privado.

  • Recuerda que estamos en sitios públicos, no haré ni harás nada que resulte en escándalo público.

  • No se cierra cita sin depósito previo a modo de garantía (vía Verse como única opción)

  • No es para cualquiera, si no me das buen feeling no te cerraré la cita y no tienes ningún derecho a pedir ninguna explicación.

  • Sí, cuesta mucho dinero. No, no te voy a hacer ningún descuento por ser quien eres. Sí, me da igual si no puedes pagarla. Sí, prefiero quedarme en casa tranquilita que ver a un regateador gratis.

​© 2023 by Yoga by the Sea. Proudly created with Wix.com